Autopartistas piden aplicar retenciones a piezas importadas para no dar ventajas
27/02/2019

Hoy, sólo la industria nacional paga derecho de exportación

Sin que ello signifique una mayor presión fiscal, la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) pidió ayer al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, que las terminales automotrices comiencen a pagar retenciones por el componente importado de la exportación de vehículos, ya que actualmente sólo lo hacen las partes nacionales, y con el objetivo estratégico de elevar la competitividad.

Fuentes de la entidad señalaron a BAE Negocios que en la cita que mantuvieron ayer con el ministro hubo dos ejes claves.

Primero, la necesidad de una modificación en el cobro de las retenciones debido a que según la normativa actual las partes argentinas sufren un castigo y son las únicas que se consideran para el pago de los derechos de exportación. "Se debe modificar la forma de cálculo y que las retenciones se apliquen sobre el valor del vehículo, tomando todas las partes que lo componen. De esta forma, en la actualidad se alienta a la especulación importadora y el abandono de la fabricación local", deslizaron desde AFAC.

Como el Gobierno -a contramano de la promesa inicial- aumentó las retenciones a toda la industria y representan un valor de $3 por dólar, las automotrices deberían cancelar ese derecho en un 7,5% en términos nominales.

No obstante, como este porcentaje hoy se aplica sobre el 60% de partes nacionales y no sobre el 40% de piezas importadas, la retención final para las terminales es de 4,5%. El planteo de AFAC no es aumentar la presión impositiva para las automotrices, lo cual redundaría en una mayor recesión, sino que el componente importado también pague ese 4,5%.

El año pasado, el sector automotriz perdió 12 puntos de competitividad porque los reintegros (devolución de impuestos) bajaron para el Mercosur del 6,5% al 2%, mientras que las retenciones pasaron del 0% al 7,5%. En el caso de las autopartes "sueltas" (que se exportan sin estar dentro del vehículo), la competitividad cayó un 9%.

"No le dijimos a Sica que el Gobierno pierda ingresos fiscales. Sino que las empresas (fabricantes de autos) que son tanto exportadoras como importadoras, paguen lo mismo, el mismo nivel de retenciones", ampliaron.

Tasa de estadística

Por otro carril, las autoridades de AFAC le pidieron a Sica que haya una mayor presión fiscal sobre el sector importador neto de partes, es decir, aquél que compite directamente con la fabricación argentina.

Una de las variables que propuso la entidad es la imposición de la tasa de estadística. "Si la necesidad es no perder recaudación, ante la disyuntiva el Gobierno debe cobrar más a los importadores netos que a los exportadores. Es un punto más que claro", indicaron. Como informó este medio, el sector fabricante de partes perdió 2.500 empleos en el 2018 y la perspectiva es igual o peor para este año.

"El sector fabricante de autopartes enfrenta una situación productiva compleja, que estará estancada frente a una fabricación de vehículos en el orden de las 490 mil unidades en 2019", proyectó la AFAC en un comunicado reciente. Luego de cerrar el año pasado con un fuerte déficit comercial en general y también con Brasil, los autopartistas siguen cuestionando a las automotrices por el desbordado volumen de vehículos importados desde el gigante del Mercosur, que es mucho mayor al fijado en el acuerdo bilateral firmado en el 2015.

Autopartistas perdieron 2.500 puestos de empleo en el 2018 y no ven mejoras para este año

Las automotrices siguen muy por encima del volumen de importación acordado con Brasil.

Francisco Martirena Auber

Nota publicada en BAE el 27/02/2019

Usuario
Contraseña
 
mayo
2019
DLMMJVS
   
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31