Firmas autopartistas critican a las automotrices por exceso de importaciones desde Brasil
08/01/2019

Francisco Martirena Auber

Denuncian incumplimiento del acuerdo con ese país. Preocupa plan de incentivos de Bolsonaro

Luego de cerrar el año pasado con un fuerte déficit comercial en general y también con Brasil, el sector autopartista criticó a las automotrices por el “desbordado” volumen de vehículos importados en 2018, ya que la relación entre importaciones y exportaciones (Flex) con el gigante del Mercosur fue mucho mayor a la fi jada en el acuerdo bilateral firmado en el 2015.

Asimismo, desde la entidad AFAC reconocieron a BAE Negocios que observan “con preocupación” las políticas de incentivo que aplica Brasil para las inversiones en innovación tecnológica, como el programa Rota 2030, que continuará en la nueva gestión del presidente Jair Bolsonaro.

“El punto más importante va más allá de la balanza; lo que refleja la balanza son las inversiones. Eso muestra la sustentabilidad del sector, y si no existen las inversiones en innovación tecnológica y nuevos modelos, habrá peores saldos de la balanza. Sin dudas, que el Rota 2030 genera preocupación de este lado”.

En el Pacto Automotor Común con Brasil, desde julio de 2015 hasta el 30 de junio de 2020, el coeficiente del flex no debería superar 1,5 dólares. Es decir, se dispuso que en la Argentina por cada dólar exportado a Brasil se podría importar 1,5 dólares de productos automotrices (vehículos y autopartes), con derechos de importación del 0% y viceversa en el caso de Brasil. En el primer año del acuerdo, el “flex” fue 1,71 dólares; el segundo año, u$s2,16; el tercer año (julio 2017 a junio 2018), u$s2,11; y así, en los tres años de vigencia del acuerdo, incluyendo hasta noviembre pasado, el flex alcanzó en promedio 1,85 dólares.

Desde junio de 2018, la caída de las importaciones argentinas y una ligera recuperación de las exportaciones dieron lugar a que el coeficiente del flex del período julio-noviembre se sitúe en u$s1,08. Es decir, que debido a la aguda recesión económica del país y no a un mayor compromiso de las automotrices, el flex bajó. En los meses de octubre y noviembre, fue de u$s0,98 y u$s0,76, respectivamente, por el derrumbe industrial que se notó en los números finales de producción que, a pesar de la expectativa sectorial, estuvieron por debajo de 2017.

“En los 19 meses que aún le faltan al Protocolo para que su vigencia sea cumplida, el flex efectivo debería ser en promedio de 0,97 dólares, para que a fi n de junio de 2020 este coeficiente sea 1,5 dólares, como marca el acuerdo con Brasil”, señaló AFAC. Desde la cámara manifestaron que más allá del resultado de la balanza comercial desfavorable, la principal preocupación es el desequilibrio de las inversiones necesarias para mantener la sustentabilidad productiva y tecnológica.

Si se confirma el incumplimiento del flex fijado en el acuerdo automotor Argentina-Brasil, el margen de preferencia arancelaria se reducirá un 25% en autopartes y 30% en vehículos. O sea, que se deberá pagar por los excedentes el 75% y 70% del derecho de importación extrazona que hubiera correspondido, respectivamente.

Las empresas con excedentes deberán reducir drásticamente las importaciones.

La mayoría de las automotrices importó por encima del acuerdo firmado en 2015

El plan brasileño Rota 2030 llevará inversiones al país vecino y alarma a la industria local

Las terminales podrían sufrir una crisis importante este año, con caída del empleo.

Nota publicada en BAE el 08/01/2019.

Usuario
Contraseña
 
abril
2019
DLMMJVS
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30