"Esperamos crecer 5% este año"
20/02/2017

Entrevista»»» Juan Cantarella gerente de Asociación de Fabricas Argentinas de Componentes

Por Carlos Boyadjian

Tras un 2016 para el olvido, el sector automotriz prevé para este año mayor producción y ventas, lo que movilizará la actividad en la industria autopartista. `Tuvimos una caída del orden del 8% o 9% en 2016` señala Juan Cantarella, gerente de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) y para este año pronostica un crecimiento en torno al 5%, un dato relevante porque `marca un punto de quiebre`.

En diálogo con El Economista, el ejecutivo destaca la necesidad de mejorar la competitividad de la industria, afectada por una carga tributaria del 45% y el ingreso de productos importados.

¿Cómo está hoy la actividad en la industria autopartista?

Desde el punto de vista del cortísimo plazo, el 2016 cayó respecto de 2015. Para las terminales, que son nuestros mejores clientes, estos meses son complicados financieramente, pero con una mirada de mediano plazo, el gran tema es la capacidad de competir con el resto del mundo.

¿De cuánto fue la caída del 2016?

Estuvo en el orden del 8 o 9%. Este año tenemos la expectativa de una leve recuperación. Quizás pueda llegar a los cinco puntos de crecimiento, lo cual es importante porque marca un punto de quiebre, pero lo que más nos preocupa, como decía, es la capacidad de competir. Para ello hace falta una serie de reformas que llevarán bastante tiempo.

¿Competir con Brasil o también con otros países de la región?

La competencia es muy fuerte con Brasil y también con México. Incluso la semana pasada comentaban en una reunión que en algunas terminales ya hay cotizaciones de Sudáfrica a costos muy competitivos. No estamos hablando de países asiáticos sino de países relativamente cercanos, por la geografía o la logística, como pueden ser México y Sudáfrica. Hace falta una reestructuración de todo el sistema impositivo, la organización del trabajo, medidas para bajar el ausentismo y la ley de ART.

¿Cuál es en promedio la carga impositiva sectorial?

Algunos cálculos de AFAC y ADEFA, tomando toda la cadena productiva, indican que estamos en el 45%. Obviamente, de ese porcentaje 21% es IVA pero después está Ingresos Brutos (IIBB), que tiene todo el efecto cascada, las tasas de seguridad e higiene que no tienen una contraprestación y en muchos casos se pagan como porcentaje de las ventas, provincias que cobran una alícuota de IIBB si la empresa está radicada en esa provincia y una alícuota más alta si la que vende está radicada en otra provincia, lo cual es como una aduana interna y es anticonstitucional. Es decir, hay un desbande importante, que hay que ordenar cuanto antes.

Según cálculos de AFAC y ADEFA, tomando toda la cadena productiva, la carga impositiva sectorial está en torno al 45%

Va a ser muy difícil abrir mercados hasta que la industria no tenga costos que le permitan producir en forma competitiva ¿Plantearon el tema al Gobierno?

Sí, ya el año pasado presentamos un estudio, se solicitó una adecuación de los reintegros a la exportación, teniendo en cuenta que si bien no se exporta IVA, sí se termina exportando una parte importante de IIBB y tasas municipales en los eslabonamientos aguas abajo. Hoy el reintegro está en el 6% cuando lo que se exporta de impuestos en cualquier autoparte está en el 10 y 11%.

¿Fueron convocados a la Mesa de Competitividad del sector?

Fuimos convocados a esa reunión que hubo días atrás donde llamaron a toda la cadena del sector automotriz, y en los próximos días habrá una segunda reunión, para ya ir avanzando en algún acuerdo concreto sobre los pasos siguientes. Pero todavía no hay una hoja de ruta sobre la mesa... Hay un borrador que se está analizando.

¿En las conversaciones está contemplado abrir nuevos mercados?

Va a ser muy difícil abrir mercados hasta que no tengamos costos que nos permitan competir internacionalmente. Primero tenemos que hacer los deberes fronteras adentro para poder producir en forma competitiva. Recién ahí vamos a poder salir a competir con el mundo. De todas maneras, hay un montón de empresas que hacen esfuerzos y exportan autopartes. El año pasado se exportaron más de US$1.500 millones pero si queremos crecer con respecto a eso va a haber que trabajar mucho en competitividad.

¿Parte de ese proceso también es tener algún tipo de protección arancelaria?

Hoy el arancel promedio para las autopartes está en cerca del 6%, mientras que el arancel de los vehículos está en el 35% y el de las materias primas en 10/12%. Parte de eso se compensa también por la Ley de Autopartes Las terminales esperan un año con mayor producción.

¿Esto significa que lo peor ya pasó?

Estaríamos ante un quiebre, un cambio de tendencia que vamos a poder confirmar o no en función de lo que vaya pasando. Todos tenemos la expectativa de que sea así pero, obviamente, no nos podemos guiar por un dato aislado.

Nota publicada el 20/02/2017 por El Economista.

Usuario
Contraseña
 
noviembre
2018
DLMMJVS
    
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30