El sector automotor enfrenta otro año con perspectivas bajistas
21/03/2016

Luego de un año difícil, el nuevo Gobierno intenta empujar a una industria que lo único que pide hace varios meses es la recuperación de Brasil.

Por Martín Slipcsuk

El sector automotor enfrenta otro año con perspectivas bajistas El sector automotriz es uno de los baluartes de la producción nacional. Una industria con alta tecnología, gran valor agregado y generación de puestos de trabajo masivos, que funciona como uno de los termómetros de la economía argentina.

Hoy en día, y luego de haber logrado el pico de producción nacional histórica en 2011, la fabricación ha caído en un pozo del que los especialistas diagnostican que recién comenzará a salir hacia fin de año. Según la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), el sector automotor produjo el año pasado 543.467 unidades, 12% menos que las 617.329 que se fabricaron en el 2014y 35% menos que el pico histórico alcanzado en el 2011, cuando se ensamblaron 828.771 unidades. Según el propio líder de la asociación de automotrices, Enrique Alemañy, alcanzar los niveles de producción del 2011 llevará por lo menos cinco años. Analizando la caída

Pero, ¿por qué se dio esta caída? Según explica Gonzalo Vázquez, director de la consultora Claves, el efecto combinado del desplome del mercado (tanto el local como el brasileño) y la falta de dólares está llevando hacia abajo los niveles de producción. "Actualmente, trabajando a pleno empleo y en varios turnos, la industria automotriz tiene capacidad para producir 1,2 millones de vehículos por año. Sin embargo, la recesión en la actividad está llevando a que la capacidad ociosa hoy alcance el 53%, una cifra que no se observaba desde 2008", asegura. Sin embargo, al enfocarse en los números del sector, se ve que la caída en la producción de los autos se debe casi exclusivamente a la caída de las exportaciones y en esto todos los especialistas encuentran una misma causa: la interminable crisis de Brasil. Para tomar dimensión de la importancia que tiene el mercado brasileño en la producción nacional, un poco de números duros no viene mal. Según ADEFA, es el principal destino de los autos nacionales exportados, tanto que en el 2015su participación dentro de las exportaciones fue del 75 % y en los últimos años ha alcanzado el 86 %. Pero hay otro dato aún más demostrativo. Comparando 2015 con 2014, las exportaciones solamente destinadas a Brasil cayeron 116.241 unidades, mientras que en ese mismo período las exportaciones totales bajaron en 112.122 autos y la fabricación bajó en 74.000 unidades. O sea, tanto la caída de las exportaciones como la de la fabricación de autos en el 2015 se explican exclusivamente por la baja de la demanda brasileña. Por esto mismo, según destaca Gonzalo Dalmasso, coordinador de análisis sectorial de Abeceb, el principal desafío para paliar el "panorama crítico" del sector será la "diversificación" de los mercados externos. "Si bien el sector va a bajar, tendrá un repunte hacia final de año", destacó, a la vez que agregó que según las predicciones de su consultora la caída anual del sector rondará nuevamente el 10 %. Otro dato importante es que las ventas a las concesionarias nacionales el año pasado se han mantenido en el mismo nivel que tenían en el 2014. Sin embargo, según explica Dalmasso, esto se puede deber a que en los últimos meses volvió el "autopatentamiento". ¿Qué es esto? "Las empresas productoras le ponen objetivos a sus propias concesionarias, por lo que cuando faltan pocos días y no están cumpliendo dichos lineamientos, las concesionarias comienzan a patentar autos a su nombre para cumplir los objetivos", explicó.

Autopartes y desafíos

Por su parte, Juan Cantarella, gerente general de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), destacó que no sólo la exportación de autos terminados está bajando sino que el mismo proceso ocurre con la exportación de autopartes sueltas. Además, coincidió con los otros especialistas y sostuvo que "no sería extraño" pensar en una baja del orden del 10% para la producción. "El parque automotor argentino es de alrededor de 11 millones de vehículos y la edad promedio de los autos está en 12 años. Solamente para mantener el nivel de antigüedad promedio que tenemos hoy, o sea para crecer a ´velocidad crucero´, deberíamos producir casi un millón de vehículos por año, pero se están produciendo un poco más de la mitad", ejemplificó Cantarella. Finalmente, el secretario de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), Alejandro Lamas, explicó que el primer semestre del 2016 "va a ser complicado para el sector", porque pasará "de un mercado de alta demanda a un mercado que con cautela se está reacomodando". "Vos tenías un mercado muy sobredemandado por cuestiones externas que lo favorecían y además la gente en el mercado local veía en el auto un bien en el que refugiarse de la inflación. Hoy, eso cambió", explicó Lamas. La producción automotriz podría retraerse 10% en 2016.

Nota publicada en El Economista el 18/03/2016.

Usuario
Contraseña
 
noviembre
2018
DLMMJVS
    
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30