Dudas por el nivel de actividad y el mantenimiento del empleo
14/03/2016

AUTOPARTES. Hay unas 400 pymes en alerta ante la amenaza de que la competencia de Brasil y de China afecte el mercado de reposición.

Carlos Boyadjián ESPECIAL PARA CLARIN

A menos de cuatro meses de finalizar el acuerdo automotriz con Brasil y ante la intención del vecino país de avanzar en una liberalización del comercio sectorial bilateral, la industria de autopartes, que en la Argentina agrupa a unas 400 empresas, está en guardia frente a lo que considera una amenaza que podría afectar el nivel de actividad y el empleo.

Al respecto, la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) pidió a las autoridades nacionales incluir en el listado de licencias no automáticas de importación (LNA) una serie de piezas del mercado de reposición con el fin de protegerse de una competencia desigual proveniente en especial de Brasil y China. El principal temor es el impacto que una apertura del mercado autopartista puede tener en el segmento de reposición, un nicho dominado por pymes (unas 250 a 300 firmas) que representa cerca del 20% de la producción sectorial. El resto está vinculado a la fabricación de vehículos y, en ese sentido, son proveedoras de las terminales, o directamente exportan autopartes para ensambladoras o para abastecer mercados externos. Juan Cantarella, gerente general de AFAC, asegura que en un año complejo para la industria automotriz "el mercado de reposición para reparaciones y recambio por desgaste es el segmento más estable de esta actividad". Si bien reconoce que hay cuestiones positivas como el hecho de que durante varios años el parque automotor se expandió y ya llega el momento del reemplazo de piezas, no obstante dice que "hay mucha competencia externa, en especial productos originarios de China y Brasil".

Un informe de IES Consultores destaca la importancia que tiene Brasil también en el comercio de autopartes. "Pese a todos los inconvenientes, Brasil sigue posicionado firmemente como el destino por excelencia, con una participación en 2015 del 54,1%". Le siguen de lejos Estados Unidos (7,4%), Alemania (5,3%), México (5,1%), Chile (4,8%) y Uruguay (3,8%). Pero en un contexto en que las exportaciones de autopartes vienen cayendo desde 2012, la balanza comercial es claramente desfavorable para nuestro país. En 2015 el déficit llegó a US$8.700 y Brasil representa un 25,5% del saldo negativo total. Al respecto, Alejandro Ovando, director de IES Consultores, destaca que "es indudable la importancia del desempeño de la economía brasileña, la cual parecería continuar con complicaciones severas, por lo que será importante lograr nuevos acuerdos con México y con otros países".

Preocupación. Los sindicatos temen que una flexibilización del comercio impacte en el empleo. 

Nota publicada en Clarín el 13/03/2016

Usuario
Contraseña
 
noviembre
2018
DLMMJVS
    
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30